Los Mapuches Invaden Ahumada (?)

En la esquina de paseo Ahumada con Agustinas se encontraba  un grupo de gringas preguntando “qué pasaba”. La Prefectura de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile (FF.EE.) especializadas en el control “muchedumbres” se acercaban ágilmente hacia Este de la calle Ahumada, con dirección, pues, a  Plaza de Armas. De tras de ellos venia su carro lanzaaguas número 43 (peculiar ese número para mí). Las gringas curiosas y con una risa (espero que nerviosa) comenzaron a grabar. Los estallidos de unos petardos las asustaron y corrieron a dirección norte de Agustinas, probablemente pensaron que eran balazos (texanas no eran). Los petardos habían sido lanzados por un grupo de anarquistas que participaban en la marcha por Matías Catrilero a 8 años de su fallecimiento.

Matías Catrilero fue un estudiante universitario MAPUCHE  asesinado por el cabo Walter Ramírez a través de un balazo. El hecho ocurrió el 3 de enero del 2008. El joven mapuche estudiaba Temuco agronomía en la Universidad de las Frontera. Participaba en grupos de apoyo a los presos políticos mapuches, formaba parte de la Red de Apoyo a las comunidades en conflicto en Temuco. Su muerte se dio en el contexto de una recuperación de tierras mapuches. La versión inicial del hecho intentó probar que el joven participaba en un enfrentamiento contra carabineros pero se comprobó que la violencia utilizada por el cabo Ramírez fue sin motivo racional.

La marcha había comenzado a las 20 horas desde Ahumada con Alameda encabezada por grupo de mapuches. Estos portaban un lienzo donde dejaban  claro que  “NO SOMOS CHILENOS, SOMOS MAPUCHES”. Esta manifestación venia acompañada de civiles, que si bien no son de sangre mapuche, tienen  empatía con la lucha que el pueblo indígena trae consigo desde el siglo XVI.

Las Prefectura de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chiles subió por calle Ahumada hasta desplazar a todos los manifestantes a Plaza de Armas. Gritos advirtiendo el llegado los “pacos” se escucha por todo el paseo peatonal. El desplazamiento ocurrió rápido, en menos de dos minutos todos los manifestantes se encontraban en la plaza y esta estaba rodeada de carabineros. Tres “guanacos” se encargaron de dispersar a la marcha por diferentes calles y paseo que rodean el lugar. A su vez agentes especiales corrían detrás de algunos manifestantes. Cinco contra uno. Seis contra uno. Ocho contra uno. Parecía que los manifestantes eran algo pesados porque un solo carabinero no podía  atrapar a uno.

Las calles Estado y Ahumada quedaron “la cagada” como diría el chileno. Las Fachadas de los distintos bancos, tiendas departamentales como Repley y farmacias como Ahumada que se encuentran por esas calles fueron afectadas.

Mientras hacia un recorrido por las calles después de los hechos  escuché a una señora decir “¿En qué país estoy viviendo? estos deberían de andarse para su casa y dejar de estar destruyendo lo ajeno…” Por un momento no se a quien se refería. Primero pensé  “Claro se refiere a los Carabineros de Chile que van a las tierras mapuches a destruir su territorio, despejandolos y defendiendo intereses privados, claro que todo esto a  órdenes del Estado”. Luego pensé que se referían a todas esas empresas privadas que constituyen el paseo Ahumada y a todos aquellos empresarios que lucran con la educación, la salud, las pensiones, etc. de los chilenos. Pero completo la oración diciendo “…ESTOS CABROS CHICOS NO SABEN LO QUE QUIEREN”

El chileno defiende lo ajeno y acusa a los suyos. Historia diaria del latinoamericano. Esto vi, esto experimente como espectadora de una marcha que sentí mía… y no por sentirme mapuche (ojalá) si no por sentirme latinoamericana, conquistada y sometida a un sistema que solo nosotros mismo sabemos hasta cuando defenderemos.

Anuncios