Padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa llegan a Chile

En un acto de solidaridad y empatía la Universidad Central de Chile abrió las puertas a los padres de 2 de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa. Este  evento coincidió con la conmemoración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos oficiada por la asamblea general de las Naciones Unidad un 10 de diciembre pero de 1948.

Don Clemente Rodríguez padre de Christian Rodríguez Telumbre y Don Mario Cesar Gonzales Padre de Cesar Manuel Gonzales Hernández arribaron a Chile con la intención de pedirle al gobierno de este país redacte una carta petitoria dirigida al gobierno mexicano para que esclarezca los hechos ocurridos  la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero, México.

Osvaldo Torres decano de la facultad de Ciencias Sociales dirigió un mensaje a los padres y al publico presente en el cual indicó la solidaridad que esta universidad tiene hacia los familiares de los 43 normalista desaparecidos en México y dijo que este número se ha convertido en un símbolo de impunidad en aquel país. Indicó  que el pueblo chileno sabe lo que significa las desapariciones forzadas es por eso que invita a que “no triunfe el olvido” y se trabaje en conjunto para que se esclarezcan estos crímenes de Estado.

Por su parte Don Clemente Rodríguez se dirigió a los presentes de manera humilde; agradeció el interés que se tiene hacia la lucha que traen cargando consigo desde México. El padre de Christian Rodríguez pidió ayuda a los asistentes para que “como puedan”  participen de su búsqueda para encontrar a su hijo y a los otros 42 normalistas, pues tanto él como los demás padres saben que sus hijos están vivos y dicen no van a descansar hasta encontrarlos. Habló sobre la solución económica que el presidente de México, Enrique Peña Nieto les ofreció para que estos dejaran de lado el tema de la búsqueda de sus hijos, indicó que el mandatario “se equivocó con los 43 padres de familia” y que a cambio llevaran esta búsqueda por todo el mundo.

Además, los padres acusaron al gobierno de omitir información sobre la investigación y de mantener cerrados los cuarteles militares  donde ellos  creen están sus hijos.

Los estudiantes de la Universidad Central de Chile terminaron el acto con la toma de la calle Lord Cochrene donde colocaron 43 sillas con la fotografía de los normalistas donde a un unisonar  se escuchó “VIVO SE LOS LLEVARON, VIVO LOS QUEREMOS”

La prisión de la cultura

En el corazón de Valparaíso existió una cárcel que funcionó desde 1907 hasta 1999. La ubicación del recinto la llevó a construir una historia de empatía con la comunidad porteña, es por eso que al cierre esta los vecinos y IMG_0001artistas de la ciudad decidieron ocupar el espacio y convertirlo en un escenario cultural. Pese a intentos del sector privado por comprar el terreno, este se mantuvo durante 10 años gracias al esfuerzo de vecinos y artistas ya que para este recitó nunca existieron recursos gubernamentales para mantenerlo.

 

En el año 2007 el destacado arquitecto brasileño Oscar Niemeyer regaló un diseño para este espacio, el proyecto no se llevó a cabo pero este hito marcó una pauta para el futuro de la zona, pues las autoridades pusieron en discusión lo que se haría con el. Finalmente en 2010, para el bicentenario de la nación,  se consideraron los recursos para crear lo que hoy es El Parque Cultural de Valparaíso. Tras un concurso nacional donde participaron más de 120 propuestas, la remodelación y construcción del proyecto estuvo a cargo de los arquitectos Martín Labbe, Jonathan Holmes, Carolina Portugueis y Osvaldo Spichiger.

1358809

El Parque está compuesto por 3 edificios de aproximadamente  10.000 m2 en un terreno de 2,5 hectáreas, esto lo convierte en el segundo recinto cultural más grande de Chile. En el lugar aún se conserva la fachada de uno de los edificios originales que constituía la prisión, se eliminaron las celdas y en su lugar se encuentran salones de recreación artística.

 

Además este espacio cuenta con una construcción contemporánea donde se encuentra un auditorio, diversos espacios para montar galerías, una biblioteca y una terraza. El centro cultural cuenta con amplias áreas verdes que según nos comenta el encargado de comunicación Richard Muñoz “más del 70% de los visitantes viene a esta área con sus familias y amigos”, menciona que este recinto siempre ha sido incluyente con la comunidad de Valparaíso.plaza-en-el-parque-Cultural-de-Valparaiso

 

Don Javier, un vecino del centro cultural, mencionó que para él es muy significativo que un lugar así se haya convertido un centro recreativo para la comunidad pues dice,  “ayuda a que los jóvenes y los niños busquen hacer cosas buenas y se alejen de la calles”.

A este recinto llegan miles de turistas año tras año con la curiosidad de poder ver lo que antes era una cárcel. Alma Lucía de Guadalajara, México una turista que visitaba el lugar, mencionó que “la arquitectura del lugar me pareció muy bonita y  las áreas donde se realizan las actividades muy bien diseñadas” y dijo estar fascinada con el uso de que se le dio a este lugar.

 

Además de fungir como cárcel este espacio en años de dictadura militar (1973) recluyó a presos políticos, es por eso que la administración del parque decidió tomar el mes de noviembre como “mes de la memoria”, en este se da voz a alguna víctima de la dictadura  que estuvo dentro de esta prisión.

 

Richard Muñoz mencionó que la visión de este parque es “incluir aún más a la comunidad de Valparaíso realizando  evento donde puedan interactuar con los artistas de una manera cercana”.

 

La infraestructura y el tratamiento del Parque Cultural de Valparaíso es contestataria hacia lo que un día fue, pues hoy esta área tiene las puertas abiertas a  todo tipo de expresión cultural, a la inclusión de la comunidad y a la creación continua de nuevas formas de arte.

ESTILO LIBERTINO DE GEPE

Gepe

El pasado agosto, uno de mis artistas favoritos lanzo su nuevo disco “Estilo Libre” el cual en lo personal, esperaba con muchas ansias ya que entre trascurso de su pasado disco y este había lanzado temas (de manera acústica) de lo que sería su nuevo material. Además de alimentar a sus seguidores a través de sus redes sociales.

 Daniel Riveros ‘Gepe’ se ha convertido en uno de los artistas chilenos con más presencia en los escenarios nacionales.  De igual manera ha trascendido fronteras al llevar su música a España, México, Colombia, Argentina, Estados Unidos, entre otros. La evolución que ha tenido este artistas a través de sus discos es innegable y  el “Gepinto” de hace 10 años no es el mismo de hoy.

Daniel  con este disco demuestra que ya no necesita convencer a nadie de su música, pues “Estilo Libre” es una forma rebelde de contestarle a sus fans (y a sus no fans) que él puede hacer lo que quiera ¿Por qué?  Pues sencillamente porque Gepe en este disco agrega ritmos de reggeton, de pop, sonidos andinos con letras que muchas veces no tienen nada que ver uno con el otro.

Gepe hizo un ‘revoltijero’ con su disco. Tiene invitados como Wendy Sulca (si la de la “Tetita”) y para no perder costumbre a su best friend la Javiera Mena entre otros.

Ahora la pregunta es ¿Esta bueno el disco? Es difícil de contestar porque para Gepe es un paso a la consolidación de su carrera pues con esto demuestra que no necesita seguir por una línea para seguir teniendo éxito ya que su talento es innegable y sus fans tienen la camiseta bien puesta (y no piensan quitársela). Este disco está hecho para él y no para atraer más público. Aun así la crítica perdona a Daniel ya que esta convenido del talento que este tiene y saben bien que no es un mal disco, pero si uno fuera de los estándares que Gepe nos tenía acostumbrados.