Lo admito, soy una millennial.

 

Cuando surgió el  termino millennial, me negaba rotundamente a que se tratara de mi generación. Pos oigan, yo nací en el 1989, todavía me tocaba un poco de los 80’s, fabulosa época, eh. A parte en los tiempos que nací el grunge surgía y a mí me gustaba el grunge. Crecí con MTV, o sea todavía me toco cuando había pura música. No, definitivamente yo no era millennial, pensaba muy desinformadamente.

 

Según lo leído en varios sitios de internet (no sólo Wikipedia… lo juro) es esta generación nació entre 1981 a 1995. O sea, nosotros los millennials somos todos lo que llegamos a la edad adulta en la entrada del nuevo milenio (2000). El internet, las computadoras portátiles, los celulares, los mp3, las pantallas táctiles; todo llegaba a casa y en un sólo aparato. Sí, todo lo teníamos en casa.

 

En mi experiencia, yo tuve “la internet” hasta los 14 años. Recuerdo que tenía que conectar a la pc el cable del teléfono (de hecho siempre me conectaba era en la noche, ya que nadie fuera a marcar a la casa). Era lento, muy lento, pero podía revisar msn o cosas por el estilo. En casa sólo teníamos una computadora para 4 millennials. Era algo complicado, pero logramos sobrevivir. Claro que comenzar con la tecnología era muy difícil para México y la Latinoamérica en general, no sólo era muy tener acceso a internet, sino a los teléfonos, computadora, laptops, MP3, etcétera,  pues costaba y costaba mucho. Únicamente la gente adinerada tenía acceso a la última tecnología. Les digo en serio, hasta a los fronterizos les costaba mucho.

 

Con el tiempo la tecnología se ha hecho más accesible. Toda persona con mil pesos disponibles y un Oxxo cerca tienen un celular  Smartphone. Estos tienen cámara, wifi (invento maravilloso) y mp3. El teléfono celular se ha vuelto fundamental para nuestras vidas. Casi todos los millennials hemos vivido esa sensación que provoca el no sentir nuestro Smartphone en el pantalón o de no encontrarlo en la bolsa. Me refiero esa sensación donde el alma se te sale del cuerpo y en el que piensas mil cosas. Esa sensación que te repasas en un instante lo que hiciste desde la última vez que viste lo viste. Se te sale el alma del cuerpo, neta. Y todos lo que hemos tenido la suerte de encontrar el celular, la sensación producida por el hecho es casi orgásmica.

 

Aceptar que era una millennial me fue difícil. Yo creía que era de la generación X o una cuestión así. Pero el asunto del porque me reusaba es que se creía que era una generación hueca  ¿Celulares todo el día en la mano? ¿Conectados todo el tiempo a un cibermundo? Miren, no sólo lo creía hueco, los creía tristes. Pero es la generación donde me toco nacer. Es una generación muy diferente a la pasada. Realmente no se cual generación es la más genial. Muchos dice que la de nosotros, ya saben, por la tecnología. Quienes etiquetaron a mi generación fueron los mercados. Ellos necesitaban saber a quién les iban a vender y persuadir.

Honestamente, me gustaría decir que no me siento identificada con esta generación, pero lo estoy casi del todo. Amo mi celular, el cual no es ningún iPhone ni nada “lujoso” (que también en Latinoamérica es muy cuestionable que es un lujo y que no), es sólo un teléfono donde mi mundo está allí. Fotos, amigos, diversión. Allí están, allí también me conecto al otro mundo que me muestra el mundo donde respiro ¿curioso? Evidentemente mi mundo fue creado por los mercados y yo, sin ninguna gana de hacerles revolución lo acepte. Aunque me siento cómoda con la tecnología, pero algunas veces infiltrada por escribir en contra de este mismo sistema impuesto. Muchos millennials  ahora utilizan lo impuesto para atacar o al menos eso es lo que pretendemos con el ciberactivismo. Todo esto hasta que nos censuren, dirían por allí.

 

Sí, aun disfruto de leer  libros en físicos, mirar películas en una sala de cine, tomar cerveza frente a frente con los amigos y sí,  lo digital ya es parte de mí también. Soy un millennial. Un híbrido, que recuerda como esperaba semanas para ver las fotos de las vacaciones, pero ahora se siente cómoda porque las puedo ver al instante. Ya soy un adulto millennials que ya  dicen “a mis tiempos todavía jugaba en la calle” cuando veo a algunos de los hijos de la generación pasada o la mía pegados a la Tablet. Pero a ellos ya les tocara ser adultos y reflexionar. De eso tengo la certeza.

Y aunque pareciera que para los millennials la vida es más corta o más rápida yo pienso que no es así. Mi versión es que a diferencia de las generaciones pasadas, el mundo entero está en un click de distancia y descubrimos lo maravilloso y enorme que es. Lo queremos todo, pero ni comprendiéndolo en internet lograremos comerlo todo antes de morir.

 

Sí, eso soy yo, una millennial cualquiera.

Un oscuro amanecer para un Hermoso Atardecer: 1 semana.

Hace una semana me desperté con una noticia muy trágica, la cual me hizo llegar a las lagrimas,  hablo del incendio en el asilo “Hermoso Atardecer” ubicado en el ejido Queretaro del municipio de Mexicali, Baja California, México  que hasta el momento las autoridades han dicho que fue provocado ¡¿POR QUIÉN?! SE SIGUE SIN SABER.

Hasta el momento el trasfondo de esta tragedia es menos dura y escabrosa que la sucedida hace 6 años en la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora.

Pero aun así ¿Por qué los olvidamos? ¿Será acaso que la tercera edad esta condenada al olvido?

El ritmo de vida de la cultura occidental orilla al exilo a los adultos mayores pues son poco “productivos” para la sociedad. Los medios ayudan a crear una imagen poco favorables de esta etapa de la vida, en telenovelas y películas siempre son pintados como metiches, manipuladores y solo causante de lastima…. en pocos casos son pintados como lo que son unos seres lleno de sabiduría.

Este hecho que debería de tener a México en luto nacional pues según el peritaje este incidente fue provocado presumen hasta el momento por actos de vandalismo  hoy a una semana a México le importa más la captura del chico que maltrato a dos perros chihuahuas en un un vídeo, le preocupa lo que Leticia de España y la Gaviota usaron en la visita de Estado… y bueno a Mexicali  como siempre un eterno esclavo de su clima.

Así pues Cecilia Ceceña Fernández, María del Carmen Valencia Martínez, Rogelio Medina Piña, Rosario Gastélum, Herminia Alarcón, María González Ortiz, María de Los Ángeles León, Marcos Benítez Chávez,  Felipe Campos Chávez, Jesús Villa Robles, Juan Salgado, Guadalupe Ríos, Francisco Monge, Esteban Cejudo Cerros, Lázaro Sotelo Pino, Jesús Villa Salgado, María Luisa González Soria se quedaran en donde estaban… en olvido.

Solo recordemos que si bien nos va en esta vida todos llegaremos a formar parte de la tan olvida y abandonada etapa “ADULTO MAYOR”.

Me la pasé bien chido en el “Doña Pacha Fest”.

El pasado viernes 20 de marzo se llevó a cabo el cierre del 3er festival de videoclips “AULLIDO”  que para ser sincera es al primero que asisto. Me tocó ver unos cuantos videos porque llegué un poco tarde, pero estuvo muy bien mirar las propuesta audiovisuales más si te encanta imaginar historias cada que escuchas una canción aquí le dejo dos clips que me gustaron mucho:


Y aquí también el cartel

1513170_10153160713464420_6623689424382000364_n

Posteriormente se llevó un bonito convivió donde tocaron bandas emergentes de Mexicali como Devol, Error Humano e Isr Sach; así como una invitada de Ensenada llamada Zayas y Lumenlab.

Por cierto el flayer estaba súper chilo

10570445_10153160713584420_7953493677719666762_n

El ambiente estuvo muy chilo y me la pasé muy bien  pero si no me acuerdo, nunca pasó.

Les comparto unas fotos del buen Max Montaño y le dejo su blog de fotoperiodismo

Max Montaño

¿Feminicidios?

¿Qué está pasando con las mujeres en Mexicali? Lo mismo que ha pasado desde hace años: las están matando.

Hace algunos años por algunas circunstancias estudie un poco sobre lo que pasaba en Mexicali respecto a los feminicidios y el resultado fue éramos el 3er lugar. Recuerdo que en aquel entonces estaba reciente lo ocurrido con el caso de la profesora Alexandra Martínez Jaime asesinada por el novio (según fuente oficiales)

10425099_10153160719669420_2590437371324472094_n

Ahora con el reciente caso de la niña Janeth Lizbeth la “opinión pública” ha vuelto los ojos en los feminicidios.

11084278_10153160719689420_5333550898543301672_n

Hasta el momento en 3 meses Mexicali a registrado 9 muertes de mujeres con violencia incluida en de la lista la  religiosa Franciscana de origen japonés que vendía rosarios por las calles que causo gran impacto a nivel nacional por el origen de esta.

10420787_10153160719784420_8263446773543450212_n

La violencia de género en Mexicali es tan evidente que hasta nuestro gobernador nos insulta en nuestra cara…

¿Qué más podemos esperar después de esto?

La respuesta a lo que se está viviendo en Mexicali una ola de machismo… una ola eterna, cultura y parece que perpetua.

Las cachanillas somos víctimas de un machismo aniquilador pues debemos de detenernos a ver los casos muchos de ellos fueron “pasionales” otros tantos de abuso sexual y perversión. Estos siguen siendo misóginos, de odio puro al genero.

Si bien a lo que quiero llegar en mi reflexión es que esto no se está tratando de una banda de delincuentes que llego a la ciudad, esto es odio al genero el cual tenemos que radicar nosotros mismo pues muchas veces la misóginia comienza por la mujer.

¿Cómo cambiar eso? El machismo puede evitarse con la  educación, el valor que le inculcaste a un niño hacia la mujer desde pequeño, pero bueno no podemos solo culpar a la institución de familiar por este tipo de hombres que están produciendo, sino también al escuela y la iglesia con la exclusión de la mujer.

Y repito y espero  NO estar equivocada y esta ola de violencia no se deba una banda delictiva… por eso hay que tomar estas precauciones:

-No uses audífonos en la calle

-No subas a un taxi sola

-Procura no caminar sola por la calle

-Cuando manejes, cierra las puertas de tu carro

-Estar siempre alerta de tu alrededor

-No dejes que tu pareja te grite
-No dejes que tu pareja abuse de ti
-No dejes que tu pareja de controle
-Respetaste.

RESPETATE Y AMATE.

Cómo ir a la AGROBAJA y no morir en el intento

Me considero una chica muy hater,  crítico y hablo de las cosas, procuro que sean de cosas que ya conozco, aun así he metido la pata en más de una ocasión.

Soy de Mexicali, un pueblo que es capital de Baja California en México; cuando digo pueblo es porque que todos por alguna razón tenemos nexos con gente de la Robledo, San Pedro Residencial y el Valle (si no sabes que pedo con lo antes mencionado te invito a googlear).

Cada año el primer fin de semana de marzo se realiza la AGROBAJA  autodenominada “La única exposición Agropecuaria y de Pesca del País”.

areasImg

El pasado 5, 6 y 7 se llevó a cabo la tan tradicional exposición; y ¿Qué creen? Pues después de casi 9 años sin ir, regrese. Debo mencionar que AGROBAJA cumplió su décima cuarta exposición.

Quiero contextualizar sobre mi visita pasada en tres versos:

1.- Era una preparatoriana

2.- Era psichobilly

3.- Me puse bien peda.

Y aunque pareciera que me la pase de pocamadre, pues no fue tanto así, tuve que refugiarme en el alcohol porque había mucho “mirrey” que me discriminaba por mi aspecto (yo pensé que  iba muy  adoc) Esta vez mi visita no era una “excursión” de preparatoria; en esta ocasión soy mayor de edad y mi razón de visita fue una conferencia.

Dentro de la exposición ofrecían distinto servicios y modos de entretenimiento e información; entre ello, conferencias, Javier So10958210_10153120615739420_1905617004217181386_nlorzano ofreció una; “México en transición”,  donde muy su estilo hablo principalmente sobre las reformas y en su opinión el “porque” el país no está preparado para estas. La plática duro muy poco tiempo, esto por la organización del evento; pude obtener una foto con él.

Como la entrada costaba 100 pesos y yo no tenía suficiente dinero decidí ir a ‘gorriar’ todas las muestras de comida y alcohol; así fue.

Mientras caminaba por la expo venían preguntas a mi, una de ellas fue:    “Hay muchísima gente y la mayoría viene a gorriar muestras cual sábado por la mañana en costco ¿estas personas en realidad ganan dinero con su stand?” así que decidí despejar mi duda con una señora que se era su primera vez en AGROBAJA, era de Ensenada y vendía salchichas caseras, ella me respondió que por supuesto que recuperaba el dinero, tal vez no en la exposición si no en las relaciones que hizo con otros expositores.

Bueno, esto es bien sabido, para eso sirven lad exposiciones, al punto que quiero llegar es que la idea de la AGROBAJA es buena, ayuda a los expositores en la relaciones públicas.

Pero bien,  como no me quiero meter en el pedo de la misoginia que existe en ese lugar, menos porque la exposición siempre es realizada en marco de “día de la mujer”, no diré nada, es un chinga hablar de eso. Existe otro tema en la cual me gustaría cagar el palo: la peda que se hacen en la AGROBAJA.

Ya dije la AGROBAJA ta’ chila por la relaciones publicas pero ¿Qué pedo con la peda? La AGROBAJA tiene un serio problema en control de alcohol, pues cuando yo tenía 16 años me puse una pedota allí, si el mayor problema, jamás me pidieron una identificación; 9 años después sigue ocurriendo lo mismo.

Comprendo la curiosidad de un adolescente por probar la cerveza, cigarros y drogas, y sé que pueden existir personas de 18 años muy inconscientes como pueden existir personas de 16 muy responsables. Pero pienso que eso es uno de los mas grande problemas del porque AGROBAJA se ha convertido en una cantina de tres días para MENORES DE EDAD. Los adolescentes saben que allí podrán tomar a gusto, sin que nadie les cuestiones la edad al comprarla alcohol, solo de cuídate de ‘los de alcoholes’ que andan rondado por allí (dos personas). El hecho de que tomen de una manera inconsciente asusta, pues esto puede dar pie a muchísimas cosas como abusos sexuales, accidentes automovilísticos y pleitos consecuencia del alcohol.

Y como fue que no morí en la AGROBAJA con tanto morro y seudo-mirrey, con el hermoso pabellón al mero estilo coachella “Del Vino” y aunque lo último que probé allí fue el vino había muchas cervezas artesanales de la11063386_10153124084429420_914235738_n región, lo cual me fascino, no solo el sabor si no su proveniencia y ya se que parece un poco doble moral este párrafo, me explico,  no es así; la cerveza artesanal es una bebida la cual en muchas ocasiones contienen más alcohol que una cerveza comercial pero el fin de éstas es que sea una bebida que acompañe la oración  y no una “pontepedo rápido y barato”.

En fin… los organizadores se sacaron un 10 con ese pabellón, muy buen ambiente, música y principal oportunidad para los productores regionales para que se den a conocer. Curiosamente allí si se cuidó muchísimo la inserción de menores, pues con los vecinos de pabellón  (“La Tetera Bar”)… hasta de primaria había.

En conclusión puedo decir que AGROBAJA lo disfrute más que 9 años atrás y no precisamente por que esta vez tuviera más dinero (creo que esta vez tenía menos) sino porque con el paso del tiempo he aprendió a disfrutar mi ciudad, que como les dije es un pueblo, entonces no puedo vivir quejándome de lo que nos ofrecen sin darle una oportunidad a los eventos. No es lo mejor, pero si  vas con la conciencia de conocer, interactuar y disfrutar puede ser una buena opción.

¿Qué si pienso que es lo que merecemos este tipo de exposiciones? Por supuesto que no, pero estamos respondiendo al sistema ideológico con el cual hemos crecido, pero en fin, la neta es un pedo hablar de eso…

Anécdota

Encontré a unos weyes cogiendo en unos baños de letrina, comprobé una de los rumores de AGROBAJA (solo que a mí me había dicho que cogían en las parcelas).

PD.

Chinga tu madre Jaime Rafael Díaz Ochoa.